21 de junio: El Día de la Oficina en casa

Hoy (ayer) se ha celebrado El Día de la Oficina en casa ¿Y eso qué es? Una iniciativa que ayuda a identificar posibilidades del trabajo flexible tanto para las empresas, como para los empleados, por favorecer la productividad, la mejora en la conciliación de la vida familiar y la reducción del impacto medioambiental. La edición anterior fue un gran éxito, con más de 300 empresas que se unieron.

Noticia relacionada: el 89% de los participantes ve la conciliación en España mal o muy mal

Mi experiencia es esperanzadora y agotadora por igual. Algunos compañeros y yo hemos tenido que luchar con(tra) la empresa para hacerles ver que la conciliación de la vida laboral y familiar es un ejercicio de responsabilidad por parte de la empresa y del trabajador y, sobre todo, debería ser un derecho al alcance de todas las madres y padres trabajadoras. Los resultados laborales han mejorado y hemos aumentado el horario de trabajo organizándonos por turnos y pudiendo trabajar desde casa (sin trabajar más horas por persona). La productividad ha mejorado gracias a nuestra lucha por conciliar vida laboral y familiar. Pero ha costado, ha costado y mucho. Prejuicios, gente obtusa y personas que viven exclusivamente por y para trabajar… ¡Socooooooorro!

Veo a mi alrededor a gente echar más de la mitad del día en el trabajo y, cuando me marcho a mi hora, tengo que escuchar comentarios del estilo: ¿ya te marchas? ¡qué pronto!

Os animo a todos a combatir a los que gastan horas y horas de su vida innecesariamente en sus trabajos para ‘quedar bien’, ‘ganar puntos’, ‘que me vean los jefes’… esa gente que ve a su familia en un marco en el escritorio de su despacho en vez de en casa.

Conciliación de vida laboral y familiar

Conciliación de vida laboral y familiar

Me atrevo a advertiros que si a vuestra empresa no le hacéis falta, os echará a la calle con la nueva ley fruto de la reforma laboral, con una mano delante y otra detrás, y otro ocupará vuestro lugar. Pero si dejáis de atender a vuestros hijos, ese lugar no lo ocupará nadie, bueno sí, la cuidadora, la tele… pero no sus padres.

Trabaja para vivir, no vivas para trabajar (estás a tiempo) ¡Tú decides!

Anuncios

Un comentario

  1. Está claro que hay que ir cambiando de mentalidad. No es necesario estar por estar en el trabajo, sino cumplir los objetivos, trabajar por resultados. Unos los harán más rápido y otros más lento. Pero estar en el trabajo sólo por estar, es una mentalidad muy dañina pero demasiado instaurada.
    Sin embargo, sí es necesario “estar por estar” en casa. Es decir, compartir tiempo, educar, aburrirse incluso, pero estar. Tienes toda la razón, en casa somos insustituibles. No pierdo la esperanza de que vayamos encontrando la justa medida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s