Cocina oriental: Sopa madres lactantes (sopa de carpín)

Madres lactantes, si alguna está preocupada porque cree que necesita estimular la producción de leche materna… ¡No os perdáis este vídeo!

Esta sopa es un “debe” en la alimentación de las madres lactantes chinas.

En el canal de Cocina Oriental by Roger Vicente encontraréis auténticas joyas culinarias para vuestro recetario. ¡Disfrutadlo! Yo ya me he suscrito al canal.

Anuncios

Nuestra historia de lactancia materna

Firma invitada: hoy cedo este blog a Emma, a mi mujer, para que comparta con todos vosotros ‘nuestra historia de lactancia materna’:
Martina cumplirá 9 meses la semana que viene, hace 3 meses de mi reincorporación al trabajo y QUIERO DAR LAS GRACIAS a todos esos angelitos de la guarda que nos han estado asesorando y apoyando a lo largo de este camino. Martina, Juan Carlos, Silvana, Rocío, Alba, Carmen Gloria, Silvia y Mónica, Paloma, Vanesa, Virginia, Juan Miguel y todo su equipo.
Nuestra historia de lactancia materna

Cuando hablo de lactancia siempre digo que hemos tenido mucha suerte porque hemos tenido acceso a información y apoyo desde el principio, creo que esas son las claves del éxito.


Resulta muy triste ver a mujeres abandonar la lactancia por falta de información, mujeres que te cuentan que no han podido porque “no tenían leche” o “su leche no alimentaba” o “tenía que reincorporarme al trabajo”. Mujeres que simplemente no lo intentan porque imaginan que es una experiencia dura y no van a ser capaces. Lo veo día tras día en mujeres que quieren pero creen que no pueden.

Tuve un parto difícil que acabó en cesárea, tardé más de 6 horas en conocer a mi bebé, 6 horas de susto y miedo en las que no paré de llorar. Cuando me la dieron ya había tomado biberones, le costaba engancharse y succionar, además yo estaba recién operada y no me podía mover para facilitar las cosas. Entonces cerré los ojos y recordé a Silvia, la profesora de lactancia que tuvimos en Más Natural “no os preocupéis, TODAS podéis” “tanto vosotras como los bebés estáis aprendiendo, tened paciencia”. Martina se desesperaba mucho y lloraba, yo me ponía nerviosa, pero siempre le repetía lo mismo, mi niña, estamos aprendiendo, tu chupa que yo te prometo que de ahí va a salir leche. Estas palabras nos tranquilizaban, y no sólo eso sino que resultaron ser totalmente ciertas.

Superado el primer miedo: a no “tener leche” y a “no poder hacerlo” aparecieron las temidas grietas en los pezones al segundo día de dar a luz, entonces nuestro segundo ángel de la guarda se reencarnó en Silvana, amiga de la infancia y madre de tres hijos. Ella no pudo dar el pecho a su primer hijo por culpa de las grietas, pero de esa mala experiencia aprendió para los siguientes hijos y de paso para ayudarme a mí. Apareció en la habitación del hospital, muy preocupada con un bote de Purelan en la mano. Me ayudó a encontrar la postura adecuada, me eneñó a estimular a Martina cuando no era capaz de engancharse dos minutos sin quedarse dormida, con mucho amor y mucho cariño nos dio las claves para comenzar con buen pie la que iba a ser una historia maravillosa de lactancia.

Así fuimos creciendo juntos como familia los tres, Martina, Juan Carlos y yo. Dormíamos muy poco, se me juntaba una toma con otra, Juan Carlos se hizo experto en sacarle los gases despues de las tomas y prepararme la comida para poder recuperar fuerzas, las hormonas hicieron su papel manteniéndome despierta cuando físicamente parecía que no podía más. Buscamos ayuda, fuimos a un curso de posparto en Más Natural y aprendimos y disfrutamos de cada segundo.

En las clases de pos-parto tuvimos otro ángel de profesora, Carmen Gloria, fue (y es) maestra, matrona y amiga. Convirtió las clases en una reunión de amigas, quedábamos a comer todos los jueves compartiendo experiencias y acompañándonos, criando a nuestros bebés en compañía, en comunidad. Eran tardes mágicas, una increíble forma de disfrutar de la baja por maternidad.

Y llegaron los cólicos y las noches sin dormir, y descubrimos el poder de la homeopatía, la magia de la teta, del piel con piel y la marsupi de Alba.

Siguiendo las recomendaciones del hospital y de nuestra pediatra manteníamos una alimentación con horarios, cada tres horas, nos metieron miedo en el cuerpo hablándonos de hipoglucemias … hasta que apareció de nuevo un ángel de la guarda llamado Rocío, otra amiga de la infancia, madre de dos niñas y enfermera de neonatos en italia. Ella fue quien me convenció definitivamente de la teta a demanda y fue una verdadera liberación tanto para Martina como para mi.

A los cuatro meses la pediatra de la seguridad social nos recomendó la introducción de los cereales, y a las dos semanas la introducción del gluten!!! aquí fue fundamental la aparición de un nuevo ángel de la guarda, Paloma Montón, de la Cocinita de Chamberí. Ella nos tranquilizó, nos animó a esperar para introducir alimentos y nos proporcionó información sobre este tema.

Y llegó el momento de mi reincorporación al trabajo, intentando que esto no afectara mucho a nuestra lactancia asistí a una reunión de multilacta con Vanesa Ibarrola, de nuevo un ángel de la guarda que nos ha venido acompañando estos meses. Vanesa nos habló del colecho, de la extracción de leche en la oficina y nos dejó su contacto para cualquier duda. Lo mejor de esta etapa fue el colecho y la lactancia, al llegar a casa, después de 8 horas fuera lo primero que hacía era ponerme a Martina al pecho y sentía que recuperaba, en pocos minutos todo el tiempo que pasaba fuera. El colecho también ayudó mucho en este sentido.

Parece raro pero a los 7 meses apareció una mastitis, por lo visto pudo ser por las bacterias que tenía Martina en la boca a causa de la aparición de los primeros dientes. Fue entonces cuando otro ángel de la guarda hizo de las suyas, Juan Miguel Rodríguez y sus maravillosos probióticos.

Pero llegó un punto donde realmente vi peligrar de verdad la lactancia, los MORDISCOS. De nuevo gracias a los consejos de todas las madres (Rocío, Mar, Vanesa Ibarrola, Paloma Montón, Flora la mamá del parque, las mamás de la piscina…) por contarme vuestras experiencias y darme paciencia y confianza para explicarle a Martina que eso NO se hace, creo que fue un poco más persistente que todos vuestros hijos juntos, pero al final lo conseguimos.

La semana pasada, con 8 meses empezamos la guardería y no ha tardado mucho en coger un virus, ha estado unos días con gastroenteritis, vomitando y con diarrea sin querer comer NADA ni beber suero ni nada. Bendita teta que sí quería, lo tranquila que puede estar cualquier madre así sabiendo que todas las necesidades de hidratación y nutricionales están cubiertas, Gracias Virginia Ruiperez por todo lo que nos has enseñado, de nuevo la información ha sido fuente de tranquilidad.

Dar el pecho es una decisión muy personal, si escogéis este camino os animo a buscar y encontrar a vuestros ángeles de la guarda, no tenéis más que pedir ayuda y mirar a vuestro alrededor. ¡¡¡Feliz lactancia a todas las familias!!!
Martina cumplirá 9 meses la semana que viene, hace 3 meses de mi reincorporación al trabajo y QUIERO DAR LAS GRACIAS a todos esos angelitos de la guarda que nos han estado asesorando y apoyando a lo largo de este camino. Martina, Juan Carlos, Silvana, Rocío, Alba, Carmen Gloria, Silvia y Mónica, Paloma, Vanesa, Virginia, Juan Miguel y todo su equipo. 

Artículo original: http://emmamemata.tumblr.com/post/25429388157/nuestra-historia-de-lactancia-materna

¡Feliz 1er Aniversario Cocinita de Chamberí!

Hace menos de un año, mi mujer descubrió una tienda en la calle Trafalgar, 12 de Madrid llamada La Cocinita de Chamberí, es un sitio idílico para todos los que vamos a ser y hemos sido padres. Desde alimentos naturales para niños hasta todo tipo de libros, pasando por talleres y cursos que allí organizan, juguetes y algún que otro consejo muy valioso cuando lo pides 😉

Todo lo que puede necesitar un padre para llevar a cabo una crianza natural de sus hijos, lo encontrará en La Cocinita de Chamberí.

La Cocinita de Chamberí

Nosotros lo descubrimos hace unos meses, cuando acudimos a un curso de porteo de bebés que allí impartían. Quedamos tan contentos con nuestra experiencia que tomamos La Cocinita de Chamberí como un sitio de referencia para afrontar nuestra paternidad.

Porteame

Hoy hemos querido acercarnos a felicitar en persona a Paloma y al resto del ‘equipo’ de La Cocinita de Chamberí por su primer aniversario. Y no hemos podido evitar hacernos con un par de cosas…

La Cocinita de Chamberí

¡¡¡Muchas felicidades amigos de La Cocinita de Chamberí!!!

3 consejos básicos durante la lactancia

Entre las muchas revistas, folletos y documentos que han caído en mis manos desde que hace 4 semanas fuese padre, he encontrado uno que quiero compartir con vosotros.

Guía de Fisher Price y Nestlé sobre la lactancia:

Todos los expertos en nutrición infantil coinciden en que la leche materna es la opción más completa para alimentar a tu bebé en sus primeros meses, ya que le aporta todos los nutrientes y agentes protectores que necesita para su correcto desarrollo.

Los bebés nacen con el instinto de mamar desarrollado, por lo que es cuestión de relajarse y seguir estos consejos:

  1. Coge al bebé y procurando que tenga la nariz despejada, rózale suavemente el pezón en sus labios.
  2. Cuando abra la boca, procura que tenga dentro todo el pezón hasta la aureola. Así tragará menos aire.
  3. Tu bebé te indicará cuándo tiene suficiente. Si se termina la leche del primer pecho, cambia al otro y recuerda empezar por este último en la próxima toma.

Todo se reduce a una cuestión práctica. Día a día habrá más compenetración hasta que dar el pecho se convierta en un hábito.

Fuente: Guía del desarrollo de tu bebé a través del juego, editado por  Fisher Price, pág. 22

Beneficios de la lactancia materna

Buenas noches, mientras veo como mi mujer le da el pecho a nuestra hija, he caído en un artículo del libro ‘La biblia del embarazo‘ (Ed. Grijalbo) que habla de los beneficios de la lactancia materna. Para todos aquellos que aún no lo tengáis claro o que estéis dudando entre dar el pecho o biberón a vuestro bebé, aquí os doy algunas claves sobre lo buena que es la lactancia.

  1. La leche del pecho está naturalmente preparada para proporcionar, en las cantidades justas, todos los nutrientes que el bebé necesita.
  2. La leche del pecho contiene anticuerpos y otros factores de protección que ayudan a vencer las infecciones. Se sabe que los niños alimentados con la leche de la madre corren un riesgo menor de padecer infecciones respiratorias y del oído, gastroenteritis, diabetes, la enfermedad de Crohn, enfermedades autoinmunitarias,  SMSL y obesidad, entre otros muchos problemas.
  3. La leche materna se digiere fácilmente y es menos probable que cause trastornos digestivos, diarrea o estreñimiento.
  4. La leche materna es barata, está siempre disponible, tiene la temperatura justa y es fresca.
  5. Dar el pecho acelera la vuelta del útero a su tamaño normal y puede ayudarla a perder el peso que aumentó durante el embarazo.
  6. Dar el pecho puede reducir el riesgo de contraer cáncer de mama.

Beneficios de la lactancia
Además, nos hemos apuntado a un  curso de posparto en cuya primera clase nos han hablado sobre la lactancia. Me he quedado con una idea que quiero compartir: la leche que le hidrata es la del principio de la toma y la leche que le engorda es la del final de la toma

Artículo de 20minutos.es: La OMS recuerda los grandes beneficios de la lactancia materna

He leído este artículo que me ha gustado bastante y quería compartirlo con vosotros:

Fecha: 2 de agosto de 2011
Fuente: 20minutos.es

La OMS recuerda los grandes
beneficios de la lactancia materna

Beneficios para el bebé

  • La leche materna satisface las necesidades alimenticias del bebé hasta los cinco o seis meses cumplidos.
  • Contiene los azucares, las proteínas y las grasas en las cantidades necesarias para su óptimo crecimiento.
  • Tiene sustancias defensivas que protegen al niño y le ayudan a combatir las infecciones.
  • La leche materna casi no contiene sal para no dañar los riñones.
  • Contiene enzimas que ayudan en el proceso digestivo.
  • Su coste es menor que el de la leche artificial, no necesita preparación y se puede ofrecer a los bebés al instante.

Beneficios para la madre

  • Le ayuda a recuperar el aspecto físico: facilita la pérdida de peso.
  • Permite que el útero recupere antes su tamaño normal: la succión estimula las contracciones uterinas.
  • Ventajas psicológicas: tranquiliza al bebé, da seguridad a la madre y fortalece su vínculo.