¡Basta ya de ofrecer caramelos a los niños!

Estoy harto, harto, harto de todos aquellos ‘mayores’ que (supongo que con su mejor intención) se acercan a los niños y les ofrecen una patata, un caramelo, una piruleta… ¡Basta ya! Estamos hartos de los ‘simpáticos desconocidos’ que ofrecen cosas a nuestros hijos, no queremos que les ofrezcáis nada. ¿Por qué?

  1. Porque es posible que el alimento que le estés dando no le dejemos tomarlo o tenga intolerancia. Pídenos permiso antes, por lo menos ¿no?
  2. Porque enseñamos a nuestros hijos a no hablar con extraños y tú te entrometes sin pedir permiso antes.

Ayúdanos a educar a nuestros hijos, antes de ofrecerles nada o de hablar con ellos… ¡Pide permiso a sus padres!

piruleta

Y ojo con aquellos que decís eso de: ‘¿te vienes conmigo?’. No sabéis cuánto mal podéis llegar a hacer.

Dejad a los niños con sus padres, ‘desconocidos’; si os necesitan ya se acercarán los padres a vosotros.