Cruz Roja: curso de primeros auxilios en bebés y niños

Este fin de semana hemos dedicado la mañana del sábado y del domingo en recibir un curso de la Cruz Roja de primeros auxilios en bebés y niños. Después de 10 horas de curso en una clase de 7 alumnos y practicando todo lo aprendido con maniquís de niños y bebés, me siento mucho más seguro y formado para enfrentarme a los principales sustos que pueda darnos nuestra hija de, ahora, 2 meses y medio.

Sin intención de que este post sea una guía de primeros auxilios, me gustaría compartir con vosotros algunas de las cosas aprendidas este fin de semana: como el hecho de que los padres somos eslabones de la cadena asistencial y somos igual de importantes que el resto de personas: sanitarios, médicos, enfermeros…

Uno de los objetivos de este curso era el de darnos a conocer los conocimientos básico para asegurar el matenimiento de las constantes vitales de cualquier bebé o niño insconsciente, sin pulso y sin respiración; y el de no agravar el estado general de la víctima o las lesiones que pueda presentar. En definitiva, formarnos para saber estabilizar a una víctima hasta que sea evacuada a un centro sanitario.

Como nos decía Marcos, el profesional de Cruz Roja que nos ha impartido el curso, el mejor protocolo de actuación es la formación práctica, la experiencia y el sentido común.


Mientras transcurrían las horas de clase nos contaba como el mantener la calma es básico ante una urgencia con nuestros pequeños y que nuestro modo de actuar debe seguir 4 pasos básicos:

  1. Proteger.
  2. Evaluar rápidamente.
  3. Alertar.
  4. Socorrer.

Después de mostrarnos cómo debíamos comportarnos ante quemaduras, cortes, hemorragias, paradas cardiorespiratorias… un servidor se da cuenta de que en nuestro país nos falta educación y cultura sanitaria. Una de las claves del curso se resume en la frase: ‘la única solución que tiene tu hijo es que no te bloquees‘.

Sin entrar en los detalles de los diferentes protocolos de actuación, dependiendo del tipo de emergencia que nos encontremos, nos ha dado una guía de actuación para facilitar las cosas cuando llamemos al 112 para alertar de una urgencia:

  1. Quién y desde qué número llama.
  2. Descripción de lo ocurrido.
  3. Lugar y dirección exacta.
  4. Estado de la víctima.
  5. Qué asistencia está recibiendo.

Si contactamos con un servicio de urgencias debemos ser siempre totalmente sinceros y contar qué ha ocurrido, sin omitir detalle alguno.

Si tenéis la oportunidad, y hasta que gobierno, comunidades autónomas y ministerio de educación se decidan a impartir de forma gratuita y para toda la población estos cursos de primeros auxilios, sólo puedo hablar de mi experiencia y deciros que el curso de Cruz Roja de primeros auxiliso en bebés y niños nos ha dado una seguridad y unos conocimientos básicos a la hora de enfrentarnos a una situación de emergencia con nuestra pequeña.

Gracias Marcos, Gracias Cruz Roja.

Nos vamos al Salón de la futura mamá, bebé y nuevas familias

Hoy he recibido en mi correo una invitación de Ariadna Herrándiz, Directora del Salón de la futura mamá, bebé y nuevas familias, para este fin de semana 19 y 20 de octubre de 2011.

Bebés & Mamás es un salón dirigido a las familias en el que se dan cita las principales marcas del sector y extrasector del bebé, de la infancia y de la futura y reciente mamá.

Los asistentes podrán disfrutar de una amplia gama de actividades y de servicios gratuitos como conferencias, guardería, parking de cochecitos, taller de masaje infantil, área del cuidado del bebé, o rincón de lactancia, entre otros.

Además, se organizan numerosos concursos y sorteos que convierten la visita al salón en una experiencia lúdica y participativa.

¡Nos vemos en el Salón Bebés & Mamás!

Diccionario para padres de la A a la Z

A: Almohada, durante los primeros meses no es necesaria.

B: Biberón, tarde o temprano tendrás que usarlo. No tiene ningún misterio pero recuerda meterlo en agua hirviendo 5 minutos antes del primer uso y después de cada toma para esterilizarlo.

C: Cacas, acostúmbrate a cambiarlas porque el bebé no aprenderá a  limpiarse solo hasta dentro de unos años.

D: Dedicación, es la tarea más importante que tenemos los padres en esta vida, nuestros hijos.

E: Educación, habla con tu pareja de cómo queréis educar a vuestro hijo para que no haya malentendidos, sobrentendidos y confusiones en un fuuro.

F: Fregar, no descuides las labores de la casa. Ahora, más que nunca, debes echar un cable.

G: Guardería, oirás muchas teorías al respecto, consulta a los padres más cercanos y de confianza qué hacer, cuándo es el momento adecuado. Es una decisión muy personal que no debe tomarse a la ligera.

H: Hermanos, olvídate de los mitos beneficiosos de los hijos únicos. Es bueno que un niño tenga hermanos. ¡No se los niegues!

I: Ilusión, no debe faltar nunca. Desvívete por tu hijo con la mejor de las sonrisas.

J: Jerarquía, el niño debe saber quién manda en casa: los padres.

K: Kilos, cogerlos es una de las mejores señales de que el niño crece con salud en sus primeras semanas de vida.

L: Luz, muchos necesitan una pequeña luz para dormir, no se la niegues.

M: Madre, es la figura más importante para un hijo, no intentes eclipsarla, sé un buen compañero y complemento.

N: Necesidades básicas del bebé, deben estar cubiertas. Primero él, luego tú. No lo olvides.

O: Olfato, es uno de los sentidos por el que el bebé reconoce a sus padres en sus primeras semanas de vida.

P: Padre, fundamental para el completo desarrolló de tu bebé. Insustituible.

Q: ¿Qué? La educación y crianza de un niño está llena de preguntas, no dudes en consultar a los demás.

R: Respuestas, no dejes a tu hijo sin respuestas y si tienes dudas sobre qué responderle, consúltalo con la madre. Respóndele siempre. Lo silencios pueden dar pie a falsas interpretaciones de la realidad.

S: Seguridad, haz que el bebé tenga confianza, háblale, acaríciale, interactúa con él para que tenga seguridad en sí mismo y en el entorno que le rodea.

T: Tiempo, los tiempos del bebé son diferentes a los de los adultos. Debes prestar mucha atención ya que los bebés tienen necesidades y no entienden de esperas.

U: Unificar criterios a la hora de educar a un hijo es algo fundamental. Habla con tu pareja en todo momento y no dejes ningún cabo sin atar sobre la educación del bebé.

V: Vacunas, todo un mundo que debes seguir con atención. En la consulta del pediatra te facilitarán el calendario de vacunación, si no es así, pídelo.

W: Water, la temperatura del agua del baño del bebé debe estar entre 36º y 37º.

X: Xilófono, uno de los instrumentos que podemos darle a nuestro hijo para que empiece a experimentar con la música y es que la educación musical es un aspecto que no debemos descuidar.

Y: Yo, debes aportar todo lo necesario a tu bebé para que su desarrollo personal sea completo.

Z: Zzz  intenta descansar lo máximo posible. Nunca sabes si mañana tocará dormir menos.

Guía de cuidados básicos: Alimentación

Bien, el bebé ya está en mis brazos. ¿Y ahora qué? Me asaltan cientos de dudas ¡No viene con manual de instrucciones!

Aquí os dejo con una ayuda que nos dieron en el hospital y que nos fue muy útil para resolver los primeras preguntas que nos asaltaron:

Alimentación

Lo habitual es que el niño ‘pida’ cada 2-4 horas. La duración de la tetada también es muy variable los primeros días, ya que depende de muchos factores, entre otros el estado de alerta del niño, la cantidad de calostro y la técnica de alimentación. Muchas veces demandan más por las noches porque están más activos. No os desesperíes, ellos mismos irán adquiriendo el ritmo circadiano(1).

Rara vez el bebé necesitará una ayuda para su alimentación. Esto ocurrirá, sobre todo, si la subida de leche se retrasa. Exploraremos y controlaremos el peso de su hijo cada día, para detectar precozmente la necesidad de esa ayuda, así como otros signos de alerta. En todo caso, consulta con el médico si observas que:

  • Tu bebé no realiza al menos una deposición diaria.
  • Le quitas 2 pañales consecutivos secos.
  • Demanda sistemáticamente antes de 2 horas o, al contrario, duerme más de 5 horas sin pedir.
  • No succiona bien.
  • Le parece que no está saciado tras la toma.

A partir del 4-5 día de vida, el niño debe realiar 5-6 micciones al día. La mayoría de los fármacos son compatibles con la lactancia materna.

(1) Ciracadiano: Perteneciente o relativo a un período de aproximadamente 24 horas. Se aplica especialmente a ciertos fenómenos biológicos que ocurren rítmicamente alrededor de la misma hora, como la sucesión de vigilia y sueño.