Cruz Roja: curso de primeros auxilios en bebés y niños

Este fin de semana hemos dedicado la mañana del sábado y del domingo en recibir un curso de la Cruz Roja de primeros auxilios en bebés y niños. Después de 10 horas de curso en una clase de 7 alumnos y practicando todo lo aprendido con maniquís de niños y bebés, me siento mucho más seguro y formado para enfrentarme a los principales sustos que pueda darnos nuestra hija de, ahora, 2 meses y medio.

Sin intención de que este post sea una guía de primeros auxilios, me gustaría compartir con vosotros algunas de las cosas aprendidas este fin de semana: como el hecho de que los padres somos eslabones de la cadena asistencial y somos igual de importantes que el resto de personas: sanitarios, médicos, enfermeros…

Uno de los objetivos de este curso era el de darnos a conocer los conocimientos básico para asegurar el matenimiento de las constantes vitales de cualquier bebé o niño insconsciente, sin pulso y sin respiración; y el de no agravar el estado general de la víctima o las lesiones que pueda presentar. En definitiva, formarnos para saber estabilizar a una víctima hasta que sea evacuada a un centro sanitario.

Como nos decía Marcos, el profesional de Cruz Roja que nos ha impartido el curso, el mejor protocolo de actuación es la formación práctica, la experiencia y el sentido común.


Mientras transcurrían las horas de clase nos contaba como el mantener la calma es básico ante una urgencia con nuestros pequeños y que nuestro modo de actuar debe seguir 4 pasos básicos:

  1. Proteger.
  2. Evaluar rápidamente.
  3. Alertar.
  4. Socorrer.

Después de mostrarnos cómo debíamos comportarnos ante quemaduras, cortes, hemorragias, paradas cardiorespiratorias… un servidor se da cuenta de que en nuestro país nos falta educación y cultura sanitaria. Una de las claves del curso se resume en la frase: ‘la única solución que tiene tu hijo es que no te bloquees‘.

Sin entrar en los detalles de los diferentes protocolos de actuación, dependiendo del tipo de emergencia que nos encontremos, nos ha dado una guía de actuación para facilitar las cosas cuando llamemos al 112 para alertar de una urgencia:

  1. Quién y desde qué número llama.
  2. Descripción de lo ocurrido.
  3. Lugar y dirección exacta.
  4. Estado de la víctima.
  5. Qué asistencia está recibiendo.

Si contactamos con un servicio de urgencias debemos ser siempre totalmente sinceros y contar qué ha ocurrido, sin omitir detalle alguno.

Si tenéis la oportunidad, y hasta que gobierno, comunidades autónomas y ministerio de educación se decidan a impartir de forma gratuita y para toda la población estos cursos de primeros auxilios, sólo puedo hablar de mi experiencia y deciros que el curso de Cruz Roja de primeros auxiliso en bebés y niños nos ha dado una seguridad y unos conocimientos básicos a la hora de enfrentarnos a una situación de emergencia con nuestra pequeña.

Gracias Marcos, Gracias Cruz Roja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s